es   en   de  
(+34) 971 34 81 31   
Reserva On-Line
  • El Puerto ibicenco fue un punto estratégico de las rutas de navegación entre Oriente y Occidente en los siglos V y VI a.C.
  • Más sobre Ibiza

El de la restauración es un sector muy activo en Ibiza. La isla cuenta con más de 850 restaurantes, caracterizados por la frescura de las materias primas y un trato muy próximo al cliente.

El pescado está presente como especialidad en multitud de restaurantes de la isla. Son típicos platos como el bullit de peix, el guisat o la borrida de ratjada. Uno de los pescados preferidos por los ibicencos es el raor, considerado un lujo por su escasez. Otras especias típicas son la roja, el gallo y las espardenyes.

La influencia de la cocina típica mediterránea está presente en la mesa ibicenca. El uso del aceite de oliva o la influencia del mar sobre las recetas son ejemplos de ello. Sin embargo existe otra vertiente más arraigada, vinculada al mundo rural en el que las carnes y embutidos son protagonistas. El arróz de matances es un claro ejemplo de ello, o los ossos amb col. Otro plato emblemático es el sofrit pagès.

En cuando a bebidas, las hierbas ibicencas son el licor más popular de la isla. Elaboradas en casa de forma artesanal o por destilerías como Marí Mayans o Can Rich. Estas hierbas están hechas con más de 18 plantas diferentes y su sabor es anisado. Además de las hierbas ibicencas también es un licor típico la Frígola, elaborada a partir de tomillo, y que se bebe como aperitivo. Mención aparte merece el café caleta, elaborado con limón, coñac, canela y granos de café.

De la matanza del cerdo, es típica la sobrasada, el vientre relleno o el butifarró. Igualmente típicos son los quesos de cabra y oveja pitiusa, la miel, el vino payés o el aceite de oliva, que se elabora en la isla en antiguos trulls.

En cuanto a la repostería, el flaó es probablemente la más original de todas las especialidades. Es un pastel que tiene como ingredientes principales el queso fresco de oveja y la hierbabuena. Otro postre típico es la graixonera, elaborada con ensaimadas secas, leche, huevos, canela, azúcar y limón. Las orelletes y los bunyols se reparten habitualmente en casi todas las celebraciones locales. La salsa de Nadal es una especie de turrón líquido que se puede tomar en caliente o frío.


Mapa de la Web           Aviso Legal           Contacto           Trabaja con nosotros

Blau Parc Hotels.
Todos los derechos reservados © Ramón Costa, S.L.